Páginas

lunes, 20 de mayo de 2013

Cual es el nivel de compromiso con Dios

Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús,  para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo
 
Romanos 15:5-6

Es algo curioso ver como fácilmente nos comprometemos con diferentes actividades y personas en nuestra vida pero difícilmente mantenemos nuestro compromiso con Dios.

Compromiso: Obligación contraída.

Obligación: Correspondencia que alguien debe tener y manifestar al beneficio que ha recibido de otra persona.

Ahora usamos mucho en el mundo la palabra “SIN COMPROMISO” puede ver este producto sin compromiso, puede visitarnos sin compromiso, estamos juntos sin compromiso, en fin, usamos esta palabra para demostrar que no estamos OBLIGADOS a algo, pero ignoramos muchos de nosotros los beneficios que obtenemos al estar comprometidos, por ejemplo, en un relación con compromiso matrimonial los hijos son beneficiados al igual que el cónyuge.
Parece que ese mismo pensamiento ha entrado tristemente a la iglesia, ya que muchos somos cristianos sin compromisos.

Vamos a la iglesia cuando queremos, leemos la Biblia cuando queremos, oramos cuando queremos sin nombrar claro está que amamos a Dios cuando queremos. Nuestra vida misma refleja esa falta de compromiso que llevamos con Dios.
No tenemos un compromiso REAL con Dios, ni hemos mantenido muchas veces nuestras promesas y si las mantenemos solo son por un poco de tiempo y después las olvidamos.
Es increíble como mantenemos nuestro compromiso con nuestro trabajo y aun con nuestros amigos y familiares, pero es terrible ver como no mantenemos nuestro compromiso con Dios.
Hay cristianos que su trabajo es el que ocupa el primer lugar, cuando debería de ser Dios pues es Dios quien nos da nuestros trabajo.

Dios quiere que nos comprometamos con el, que veamos no solo sus bendiciones y las cosas que podemos obtener de él, sino también que tomemos nuestras obligaciones, y seamos fieles a ellas pues así lo honramos.

Ezequiel 10:1-5

Mientras oraba Esdras y hacía confesión, llorando y postrándose delante de la casa de Dios, se juntó a él una muy grande multitud de Israel, hombres, mujeres y niños; y lloraba el pueblo amargamente.

2. Entonces respondió Secanías hijo de Jehiel, de los hijos de Elam, y dijo a Esdras: Nosotros hemos pecado contra nuestro Dios, pues tomamos mujeres extranjeras de los pueblos de la tierra; mas a pesar de esto, aún hay esperanza para Israel.

3. Ahora, pues, hagamos pacto con nuestro Dios, que despediremos a todas las mujeres y los nacidos de ellas, según el consejo de mi señor y de los que temen el mandamiento de nuestro Dios; y hágase conforme a la ley.

4. Levántate, porque esta es tu obligación, y nosotros estaremos contigo; esfuérzate, y pon mano a la obra.

5. Entonces se levantó Esdras y juramentó a los príncipes de los sacerdotes y de los levitas, y a todo Israel, que harían conforme a esto; y ellos juraron.

Me anima leer el versículo 4 como el pueblo le pide a Esdras que se levante pero nos solo le dicen sino que ven que es su obligación.

¿Acaso no será nuestra OBLIGACIÓN también el levantarnos y buscar a Dios? Ellos reconocieron que se habían apartado de Dios, y buscaron a Esdras, ellos se volvieron a comprometer con Dios.
¿Cómo está tu compromiso con Dios? ¿Eres fiel a Él?

Lucas 9:62

Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto

para el reino de Dios.

Aquí Jesús nos recuerda que tenemos un compromiso con Dios, no podemos intentar seguirlo pero deseando volver al mismo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada