Páginas

martes, 16 de octubre de 2012

CEGUERA Y SORDERA ESPIRITUAL


Juan 9: 1-41

En nuestro medio existen múltiples discapacidades entre ellas la sordera y la ceguera. Según el diccionario se define Como:

  • Sordera: dificultad o imposibilidad de usar el sentido del oído debido a una pérdida de la capacidad auditiva parcial o total.
  • Ceguera: Pérdida total o parcial del sentido de la vista.

Existen también en nuestro medio, diversos “estereotipos” hacia las personas sordas o ciegas al catalogarlas como desafortunadas, al marginarlos o mayor aún sentirles lástima.

ü  ESTEREOTIPOS Un estereotipo es una imagen trillada y con pocos detalles acerca de un grupo de gente que comparte ciertas cualidades, características y habilidades. Por lo general ya fue aceptada por la mayoría como patrón o modelo de cualidades o de conducta. Etimológicamente proviene de la palabra griega stereos, que significa sólido, y typos, que significa marca.]

ü  El término se usa a menudo en un sentido negativo, considerándose que los estereotipos son creencias ilógicas que limitan la creatividad y que sólo se pueden cambiar mediante el razonamiento personal sobre ese tema. Los estereotipos son alegatos comunes del pasado. Incluyen una amplia variedad de alegaciones sobre diversos grupos raciales y profecías de comportamiento basadas en el estatus social o la riqueza. Son esquemas de pensamiento o esquemas lingüísticos pre construidos que comparten los individuos de una misma comunidad social o cultural.[

De igual manera en los tiempos antiguos en Israel se pensaba que cualquier persona que padeciese alguna enfermedad o discapacidad era debido a algún castigo divino por haber cometido faltas propias o de sus padres ante Dios, más Jesús cambio todos los estereotipos precedidos de sus antecesores.

Este era la historia de un hombre ciego a quien Jesús sano tan solo con escupir en tierra y hacer lodo con su saliva y untarla en sus ojos y todo esto en el día de reposo; los fariseos indignados llamaron al joven cuestionando la acción del milagro, el resultado fue expulsar aquel joven de dicha región.

Oyendo Jesús lo sucedido lo buscó y le mostró el plan de la salvación y sus ojos espirituales también fueron abiertos.

Al ver Jesús la incredulidad de los fariseos diagnosticó sordera y ceguera espiritual en sus vidas; ¿por qué? porque ellos escuchando las palabras del Mesías y viendo sus milagros fueron sordos y ciegos en percibir el llamado de Jesús.

Como lo dice en su palabra en Mateo 13:14, Marcos 4:12, Hechos 28:26, Isaías 6:9-10: “…Engruesa el corazón de este pueblo y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta y haya para el sanidad”

Vivimos inmersos en un mundo de apariencias donde la felicidad es alcanzada por nuestras capacidades y atributos y no somos capaces de percibir la verdadera importancia y gravedad de las limitaciones espirituales en nuestras vidas y sus consecuencias; quedándonos delante de los ojos de Dios como ciegos, sordos y desventurados (Apocalipsis 3:17).

Nuevamente Jesús sigue cambiando nuestros “estereotipos” en catalogar a las personas de nuestro alrededor.

Jesús realizó el mayor de los milagros con el joven ciego en abrir los ojos de su corazón; y que le pudiera ver y creer que Jesús era el hijo de Dios; de ahí se cumple su palabra en Isaías 29:18, Isaías 35:5 “…En aquel tiempo los sordos oirán las palabras del libro y los ojos de los ciegos verán en medio de la oscuridad y de las tinieblas.”

Jesús toma a lo más imperfecto del mundo y lo más débil para avergonzar a lo más sabio para cumplir sus propósitos (1a Corintios 1:27-28).

De igual manera muchos ciegos y sordos hoy en día están viendo y oyendo el mensaje de Jesús, entendiendo y creyendo el sacrificio de Cristo en la cruz y tomando la decisión de aceptarlo en su corazón.

Ahora nosotros sin limitaciones en nuestros cuerpos ¿estamos siendo atentos al llamado de Cristo?

¿Eres tú un sordo o ciego espiritual?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada