Páginas

jueves, 18 de septiembre de 2014

El precio de la salvación



Éxodo 9:16  Y a la verdad yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra.


Esta fue la quinta vez que Dios mandó a Moisés al Faraón con la demanda: "¡Deja salir a mi pueblo!" Quizá en esos momentos Moisés estaba cansado y desanimado, pero continuó obedeciendo. ¿Existe un conflicto difícil que usted debe enfrentar una y otra vez? No se rinda cuando sepa qué es lo correcto que debe hacer. Como Moisés lo descubrió, la persistencia será recompensada.

El precio que tuvo que pagar Moisés fue el mismo que tendríamos que pagar nosotros para ver la salvación completa en nuestras vidas, en las vidas de nuestros familiares, de nuestra parentela, esto tiene que ver mucho con la fe en las promesas de Jesús, desde el momento que habló a través de la zarza al entonces dubitativo Moisés, éste creyó que quien le daba las órdenes para salvar un pueblo, lo iba también a respaldar en todo lo que hiciere; pero como en nuestra propia vida, el Señor probó a Moisés porque la negativa de Faraón impedía que cumpliera con su compromiso. 

Atento hermano hermana, no porque Dios no pudiera contra la autoridad de Faraón, sino porque la fe de Moisés tenía que ser probada. 
 
Dios le dio a Faraón muchas oportunidades para escuchar las advertencias de Moisés. Pero finalmente parece que Dios dijo: "Está bien, Faraón, que sea a tu manera", y el corazón de Faraón se endureció permanentemente. ¿Acaso endureció Dios el corazón de Faraón expresamente y anuló su libre albedrío? No… sólo confirmó que Faraón eligió libremente una vida de rechazo a Dios. De la misma manera, después de una vida resistiendo a Dios, puede que le sea imposible volverse a Él. No espere hasta el momento oportuno para hacerlo. Hágalo ahora mientras tiene oportunidad. Si siempre pasa por alto la voz de Dios, a la larga no podrá escucharla nunca.

El ganado había muerto en todo Egipto por una plaga anterior, ¿cómo pudieron los esclavos de Faraón guardar su ganado en casa? La posible respuesta es que la plaga anterior mató a los animales del campo, pero no a los que estaban bajo refugio.

Después de prometer que dejaría salir a los hebreos, Faraón rompió su promesa de inmediato y originó aún mayores problemas al país. Sus acciones revelaron que su arrepentimiento no era genuino. Cuando pretendemos cambiar y no lo hacemos, nos dañamos a nosotros mismos y a los demás.

LAS PLAGAS
Qué ocurrió y con qué Resultado
Sangre  Los peces mueren, el río hiede, la gente no tiene agua
Los magos de Faraón imitan el milagro con "artes secretas" y Faraón no se inmuta
Ranas Salen ranas del agua y cubren completamente la tierra
Una vez más los magos de Faraón imitan el milagro con hechicería y Faraón permanece inmutable
Piojos Todo el polvo de Egipto se convierte en un proliferar de piojos
Los magos no pueden imitar esto, dicen que es el "dedo de Dios". Pero el corazón de Faraón permanece duro
Moscas Toda clase de moscas cubren la tierra
Faraón promete dejar salir a los hebreos, pero luego endurece su corazón y se niega
Ganado Muere todo el ganado egipcio, pero el de los israelitas ni siquiera se enferma
Faraón sigue negándose a dejar salir al pueblo
Ulceras Terribles sarpullidos brotan en cada uno de los egipcios, Los magos no pueden responder pues también tienen sarpullido. Faraón se niega a escuchar
Granizo Tormentas de granizo matan a todos los esclavos y a los animales que no están protegidos y rasga y destruye casi todas las plantas
Faraón reconoce su pecado, pero cambia de parecer y se niega a dejar salir a Israel
Langosta Las langostas cubren Egipto y se comen todo lo que queda después del granizo. Todo el mundo le aconseja a Faraón que deje salir al pueblo de Israél, pero Dios endurece el corazón de Faraón y él se niega
Tinieblas  Una completa oscuridad cubre a Egipto durante tres días de tal forma que nadie puede ni siquiera moverse, excepto los hebreos que tienen la luz como siempre
Faraón promete una vez más que dejará salir a los israelitas pero otra vez cambia de parecer
Muerte de los primogénitos Muere el primogénito de todo el pueblo y del ganado egipcio, pero Israel es preservado. Faraón y los egipcios apresuran a Israel para que salga rápidamente, pero Faraón cambia otra vez de parecer y los persigue.

Cuantas plagas tendrán que pasar, hasta que entendamos la importancia de ser libres, libres del pecado, cual es el Faraón que evita la libertad tuya, Un Dios todopoderoso y misericordioso es capaz de castigar y perdonar al mismo tiempo. Se le dice a Faraón cómo salvar a la gente y los animales siguiendo las instrucciones de Dios. A cualquier ofrecimiento de Dios se puede dar una de las dos respuestas siguientes: Aceptación o rechazo. Las consecuencias que ambas acarrean son distintas. Faraón reconoce que él y su pueblo han pecado e implora a Moisés la misericordia de Dios. A pesar de este reconocimiento rehúsa arrepentirse.

En qué condición esta tu corazón, en la condición testaruda de Faraón, o en la disposición absoluta de Moisés, recuerda que dependiendo de tu respuesta puedes lograr la vida sosegada y eterna o el sufrimiento sin extremo. En tu determinación está la respuesta, cuantas veces te predicaron de Jesucristo, cuantas veces te hablaron de una vida nueva, cuantas veces rechazaste el mensaje del Señor.

Ahora mismo puedes tomar la determinación…pero no te equivoques.